radiofrecuencia facial

Radiofrecuencia facial

La radiofrecuencia facial este es un método bastante sencillo y sin dolor que consigue efectos visibles y bastante duraderos.

Es bien sabido que, con el tiempo, distintos factores externos van afectando significativamente nuestra piel. Todos los días, cuando salimos de casa a nuestros trabajos, estudios, o simplemente a caminar, exponemos nuestro rostro a muchos elementos un tanto dañinos. Además, la piel de nuestro rostro es una zona realmente sensible, por lo cuál cuidarla apropiadamente es una tarea de suma importancia.

La capa de ozono ya no es lo que solía ser años atrás. Los rayos ultravioleta producidos por el sol caen casi sin restricción alguna sobre la superficie de la tierra, lo que significa que también impactan sobre nosotros. Este factor, unido a la contaminación generada por el desenvolvimiento humano de cada día, hace que nuestro rostro resulte realmente afectado y tenga flacidez facial.

Afortunadamente existe el tratamiento de la radiofrecuencia facial. Éste es un método bastante sencillo y sin dolor que consigue efectos visibles y bastante duraderos consiguiendo una mejora facial. A través de una rutina apropiada de radiofrecuencia facial podremos ir revirtiendo paulatinamente todos los daños que la piel de nuestro rostro ha venido sufriendo con el paso del tiempo.

¿Qué es la radiofrecuencia facial?

El daño y deterioro de la piel se produce gracias a la pérdida de colágeno y de elasticidad. El resultado de este proceso de detrimento se puede manifestar en la aparición de arrugas, líneas de expresión, ojeras, piel flácida y colgante, bolsas, falta de contorno en la cara y el cuello, y envejecimiento de la piel en general.

La radiofrecuencia facial es un proceso simple y eficaz que puede pasar incluso como un lifting, sin la necesidad de entrar a un quirófano.

Se trata de calentar con radio frecuencia las capas más profundas de la piel a una temperatura máxima de unos 40 grados centígrados. El cabezal del artefacto de radiofrecuencia facial se utiliza masajeando la zona a ser tratada durante unos 60 minutos.

El calor que el cabezal de radio frecuencia induce a las capas de la piel estimula de forma natural la producción de colágeno y elastina. Así, se regeneran las capas fibrosas, lo que mejora el efecto de tensión y endurece las capas de la piel del rostro o de la zona a tratar.

Es importante mencionar que este proceso se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo. La radiofrecuencia no es un tratamiento cuya aplicación se reduzca únicamente al rostro y el cuello.

La pérdida de colágeno y elastina es un fenómeno que ocurre en toda la piel, ya sea por los rayos ultravioleta, la contaminación, o el envejecimiento en general.

Además, el tratamiento de radiofrecuencia facial no produce ningún tipo de dolor. Es un procedimiento absolutamente seguro y no tiene contraindicaciones, ni efectos secundarios. Eventualmente causará enrojecimiento en la piel, pero eso es resultado del calor. Luego de eso no habrá inflamación o dolor alguno.

¿Es la radiofrecuencia facial un tratamiento efectivo?

Existe una diferencia bastante notoria en la radiofrecuencia facial antes y después de aplicar el tratamiento. Es un proceso muy efectivo que provee resultados visibles en el paciente. Además, no es necesario pasar por otros tratamientos más caros y hasta más dolorosos. La radiofrecuencia facial ayuda significativamente en la reafirmación de la piel.

El deterioro de nuestra piel en general se produce gracias a que distintos factores y eventos hacen que perdamos colágeno y elastina. Estos elementos son los encargados de mantener nuestra piel firme y tersa.

El colágeno y la elastina son producidos naturalmente por nuestro cuerpo. Es por ello que la radiofrecuencia facial es un tratamiento tan efectivo. Este procedimiento no interviene en forma alguna con los procesos naturales de nuestro organismo. Únicamente se limita a calentar algunas capas de la piel hasta el punto en que ésta comienza a producir los elementos previamente mencionados.

Los resultados de un tratamiento de radio frecuencia bien ejecutado comprenden la reducción de líneas de expresión, arrugas, ojeras, bolsas, pérdida de contorno, aumento de la firmeza de la piel, entre muchos otros.

¿Puedo tratar mi piel con radiofrecuencia facial en casa?

La respuesta es sí. La radiofrecuencia facial en casa es uno de los procesos más populares y comunes dentro de las personas que buscan sanar su piel. Es un mecanismo muy sencillo de llevar a cabo puesto que no requiere de indicaciones médicas o de técnicas complicadas.

Este método es bastante fácil de aplicar puesto que solamente es necesario adquirir una máquina de radiofrecuencia facial, bien sea en una tienda o por internet. Estos aparatos se consiguen a muy buenos precios, y su uso no es para nada complicado.

Cualquiera que sea el modelo o el diseño, solo basta con encender el aparato y colocar el cabezal en la zona a tratar. Además, la radiofrecuencia facial no tiene contraindicaciones, así que puedes hacer tu tratamiento de radiofrecuencia y luego continuar con cualquiera de tus actividades cotidianas sin ningún problema.

Radiofrecuencia Facial opiniones

Existen para la radiofrecuencia facial opiniones muy variadas y diversas. Sin embargo, la gran mayoría de las personas que han acudido a este proceso han manifestado satisfacción absoluta con los resultados obtenidos.

Y es que la radiofrecuencia facial un tratamiento que se está popularizando cada vez más. Muchas personas están dispuestas a emplear este método, pues los resultados y su eficacia se han popularizado muchísimo dentro de la sociedad, y cada vez son más las personas y expertos de la salud que lo recomiendan.

Radiofrecuencia Facial precio

Nuevamente, dentro de los aparatos y tratamientos de radio frecuencia facial, precios hay muchos. Diferentes aparatos y marcas implican una amplia gama de precios que depende mucho tanto de la calidad del producto como de la experiencia de los consumidores.

Sin embargo, no se trata de una alternativa costosa. En general, los precios de los productos de este tratamiento suelen ser muy accesibles. Además, la calidad de la mayoría de las marcas de radiofrecuencia facial es comúnmente alta.

Como en todo, existen productos buenos y malos, pero en el caso de los aparatos de radiofrecuencia facial, muchos usuarios han admitido que los resultados obtenidos con diferentes marcas han estado, cuando menos, dentro de las expectativas.


Los tipos de tratamientos con radiofrecuencia son una de las alternativas más viables y efectivas para tratar problemas con la consistencia y la salud de la piel. Esta opción es accesible y bastante saludable, a diferencia de otros tratamientos que ofrecen las mismas ventajas.

            Y es que la piel es el órgano más grande que tiene el ser humano, y por ende es también el más sensible y vulnerable de todos. Cada día exponemos nuestra piel a diferentes elementos que pueden resultar bastante perjudiciales para la salud de éste. Cosas como los rayos ultravioletas, la contaminación producto de la actividad diaria de los seres humanos, y otros más pueden ir deteriorando considerablemente nuestra piel.

            Sin embargo, existen diferentes opciones para tratamientos con radiofrecuencia. Cada uno de estos se adapta a necesidades varias y a distintas zonas del cuerpo. Todo depende del lugar que necesite tratamiento. En este artículo repasaremos ciertos tipos de tratamientos con radiofrecuencia, explicando las ventajas y aplicaciones de cada uno de estos.

Ventajas y inconvenientes de la radiofrecuencia facial

Ventajas

  1. Precio económico

El precio por cada sesión de radio frecuencia puede cambiar según al centro clínico al que acuda. Esto puede influir a el tipo de dispositivos de radio frecuencia de los que los centros clínicos dispongan o también la marca de la misma.

Algo que tenemos que tener en cuenta son las ofertas. No son peligrosas ni hay de que preocuparse, ya que que un precio más bajo del mercado no indica lo contrario, pero lo que sí debe hacer es asegurarse de que los profesionales que actúen en la realización del tratamiento sean los idóneos, así como los aparatos de radio frecuencia.

  1. Comodidad para realizar con otros tratamientos

Si se somete a este tratamiento de rejuvenecimiento facial no quiere decir que, a la vez, no pueda compaginarlo con otros tratamientos con la finalidad de suavizar las arrugas, un ejemplo es el bótox.

  1. Resultados a simple vista

Los resultados llegan a su punto más alto a los 3-4 meses después de haber finalizado el tratamiento, los primeros efectos comienzan a verse desde la primera sesión. Sin embargo, esto influirá al tipo de piel ya que cada persona tiene una piel diferente.

  1. Rehabilitación no necesaria

Ya que este tipo de tratamiento no necesita entrar al quirófano, el tiempo de regeneración al terminar el tratamiento es inexistente, pudiendo marcharse el paciente el mismo día y seguir su rutina, pero se recomienda evitar los rayos del sol después del tratamiento.

Inconvenientes

  • Los resultados no son permanentes

Aunque los efectos sean al momento, durando meses o algunos años, estos no son para siempre, lo que quiere decir que al igual que ocurre con otros tratamientos quirúrgicos, el tratamiento de radio frecuencia no es para siempre.

  • Efectivo en casos leves

La radiofrecuencia facial es un tratamiento muy efectivo para aquellas personas que tengan casos leves o moderados. En el caso de que presente arrugas o lineas de expresión muy marcadas, la información en esta página no seria muy recomendable.

¿En qué consiste la radiofrecuencia?

radiofrecuencia facial

            Como es bien sabido, la consistencia y salud de la piel se mantiene gracias a dos elementos esenciales, los cuales son el colágeno y la elastina. Dichos químicos son producidos de forma natural por nuestro cuerpo, lo que hace que nuestra piel se mantenga sana y tersa.

            La producción de colágeno y elastina ocurre en cantidades suficientes durante la mayor parte de nuestra vida. Sin embargo, cuando alcanzamos cierta edad, nuestro organismo disminuye su capacidad de producción, haciendo que comiencen a salir arrugas y líneas de expresión en el rostro, arrugas y falta de consistencia en el resto de la piel.

            La radiofrecuencia es un procedimiento que se centra en reactivar la producción de colágeno y elastina y llevarla a su máxima capacidad nuevamente. Este proceso consiste en calentar las diferentes capas de la piel a una temperatura media de 40 grados centígrados. A esa temperatura, la piel vuelve a producir estos químicos a cantidades adecuadas para la regeneración y conservación del órgano.

Contraindicaciones y efectos secundarios

            Cabe destacar que este mecanismo no interviene con ninguno de los procesos naturales del cuerpo humano. El tratamiento evita dañar los tejidos de la piel y no altera otros sectores del cuerpo que no estén directamente relacionados a la piel o al tratamiento que se está llevando a cabo.

Generalmente, el tratamiento con radiofrecuencia no debería dejar efectos secundarios muy graves y/o a largo plazo. Puede aparecer enrojecimiento en la zona tratada gracias al calor aplicado por el cabezal del dispositivo, pero éste desaparece luego de un corto periodo de tiempo, tal vez horas o minutos, dependiendo del tipo de piel.

Existen algunas personas que no pueden llevar a cabo tratamientos con radiofrecuencia debido a condiciones o enfermedades que padezcan. Algunas de estas son embarazo, cardiopatías graves, cáncer, obesidad mórbida, pacientes con prótesis metálicas o marcapasos, enfermedades relacionadas al tejido conectivo, entre otras.

La radiofrecuencia facial

radiofrecuencia facial

            Este es uno de los tratamientos más comunes puesto que la piel del rostro es una de las secciones más expuestas a los entornos que enfrentamos cada día. El rostro es comúnmente la primera porción de nuestro cuerpo en recibir la radiación solar cada día, lo cual es bastante perjudicial para la integridad de la piel. Esto, ligado a otros sucesos como la contaminación o el envejecimiento hacen que la piel reduzca la producción de colágeno y elastina, elementos esenciales para preservar una piel tersa y reluciente.

            El tratamiento de radiofrecuencia facial actúa sobre las capas de la piel desde dos procesos diferentes. Es bien sabido que este tratamiento se trata de masajear la piel con un artefacto de radiofrecuencia, así que desde el masaje se obtienen dos procedimientos que llevan a un mismo resultado.

En primer lugar, el calentamiento de las capas de la piel hace que se produzcan el colágeno y la elastina. A su vez, el masaje del cabezal va moldeando la piel y llevándola a obtener una consistencia óptima de nuevo.

Radiofrecuencia Indiba

            La radiofrecuencia indiba es un procedimiento que aplica para todas las zonas del cuerpo, tanto el rostro como el cuerpo. Se dedica principalmente al rejuvenecimiento de los tejidos de la piel. Es utilizado para remover arrugas de la piel del rostro, así como también en tratamientos relacionados a la fisioterapia en orden de aliviar dolores musculares, hematomas, edemas, entre muchos más.

Radiofrecuencia abdominal y lumbar

            La radiofrecuencia bipolar es ideal para abarcar una mayor porción de piel. Por esto es que es el método utilizado para tratar las áreas abdominal y lumbar. Su nombre explica su función. Se trata de un mecanismo en el cuál el cabezal de la máquina posee dos polos, uno de ellos emite la señal y el otro trabaja como receptor.

            De esta forma, la máquina es capaz de proveer una gran cantidad de energía que luego se traduce en mayor temperatura, tonificando la piel y los músculos, aumentando los niveles de colágeno y elastina, y tratando además dolencias en la zona lumbar causadas por hernias u otros. Funciona como una relajante muscular que alivia las tensiones.

Radiofrecuencia Tripolar

            Gracias a que las polaridades rotan a través del cabezal del aparato, un mecanismo tripolar es capaz de generar más cantidades de energía. Esto además desemboca en que el calentamiento de la piel se realizará más uniformemente.

            Los productos de radiofrecuencia tripolar aplicados en campos de trabajo profesionales son capaces de regular la velocidad en que las polaridades se mueven en el cabezal. Es ideal para tratar arrugas, bolsas, ojeras, papada y marcas de expresión.

Radiofrecuencia de papada

La papada ocurre cuando hay exceso de tejido adiposo ubicado en el cuello, específicamente bajo la barbilla. El tratamiento con radiofrecuencia es utilizado para disminuir la papada, ya que se encarga de reducir el tamaño de las células grasas ubicadas en esa zona. Es un tratamiento ideal para estos casos, pues las personas generalmente acuden a cirugías para la reducción de la papada.

Radiofrecuencia corporal

            Consiste en la aplicación de las radiaciones electromagnéticas a lo largo de toda la zona corporal. Generalmente este tratamiento se aplica en centros profesionales dedicados al cuidado estético. La duración de este tratamiento suele rondar entre 6 y 10 sesiones de entre 25 y 30 minutos cada una. Este procedimiento combate la flacidez y la celulitis en la piel.  

Enlaces de interés: